Tòfona de la Conca

Sabías que la trufa es un hongo comestible del género Tuber?

El cuerpo de fructificación de un hongo hipogeo-micorrítico, es decir que produce sus esporas en carpóforos bajo tierra y que se asocia a una planta huésped de la cual recibe carbohidratos; para que el hongo se pueda desenvolver, es de condición indispensable su asociación mediante la simbiosis con un organismo vegetal.

La trufa negra se caracteriza por formar, en la simbiosis, el micelio que crea alrededor de la planta huésped una zona desprovista de vegetación, llamado "quemado".

El hongo establece micorrizas en las raíces de determinadas especies vegetales, como la encina, el roble, coscojos o avellano entre otros.

La trufa se forma bajo tierra, a unos 15cm. Algunas especies producen hongos muy oloroso por que ciertos animales la descubren y al comerlas dispersen las esporas. Es un olor  pues con finalidad dispersiva. De forma silvestre es apreciada y reconocida por los jabalíes pero también la reconocen los perros, algunos de los cuales pueden ser entrenados para buscar trufas.

Recolección de la trufa:

Para buscar trufas se utilizan habitualmente perros adiestrados. De manera más anecdótica se utilizan cerdos o la busca tradicional “a la mosca”. Como ya contempla la legislación nacional se considera importante no utilizar, en la extracción de trufas herramientas no aptas, que suponen el levantamiento indiscriminado del suelo, tales como la hoz, rastrillos, azadas o similares, en general, herramientas con ángulo. Por el mismo motivo no habría que arar ni cavar. Es por esto que recomendamos la utilización de herramientas respetuosas con el medio natural, como son nuestras herramientas truferas hechas a medida.

Es necesario tener en cuenta que la temporada de recolección está regulada en diferentes comunidades autónomas (es necesaria una licencia de trufero). La época de recolección es variable en función de cada año y de la latitud; para la trufa negra (T.melanosporum)  de invierno y  (T.Brumale) se inicia a mediados de Noviembre y finaliza a mediados de Marzo, mientras que para la trufa de verano (T.aestivium) se inicia el 1 de Mayo y finaliza el 31 de Julio, quedando prohibida la comercialización de trufa fresca una semanadespués de cadacampaña. El objetivo es no recolectar trufas inmaduras y dejar a otras que acabarían pudriéndose al final de temporada, sirviendo así de fuente de inóculo natural.